Home | Docentes | Rol del docente

Rol del docente

¿Cuál es el rol del docente y el lugar de la escuela para favorecer el uso positivo de las TIC?

Conocer cómo interaccionan nuestros alumnos con las nuevas tecnologías es necesario  desde todo punto de vista para la escuela y para el docente.  Los docentes pueden favorecer el uso de las tecnologías con otros sentidos que los que los chicos utilizan espontáneamente y ser promotores de nuevos conocimientos y aprendizajes.

Además, cumplen un rol importantísimo a la hora de educar para una ciudadanía digital responsable que colabore en la disminución de situaciones que los hace vulnerables y puede ponerlos en riesgo, formando alumnos reflexivos y críticos que puedan sacar el máximo provecho de las tecnologías como medio de comunicación y de acceso a información.

El diálogo con los alumnos permite comprender el lugar que tiene para ellos lo que circula a través de Internet y poder articular y responder a situaciones que se van presentando y en las que el docente muchas veces tiene que intervenir, porque allí también se juegan las relaciones sociales y los conflictos que luego se ponen de manifiesto en el aula.

Como recurso, el docente podrá plantear diferentes actividades didácticas en el aula que les ayude a sus alumnos reflexionar sobre cómo interactúan en Internet, cómo protegen su identidad, qué tipo de relaciones establecen, qué contenidos son los que les interesan, cuántas personas ven sus publicaciones, qué tipo de fotos publican y con quién las comparten, etc. De esta manera, los niños consolidarán, en primer lugar, conceptos que los ayuden a construir vínculos, en un marco de respeto por el otro y de cuidado de sí mismos, evitando situaciones que vulneren sus derechos; discernirán sobre las características de los distintos contenidos que tienen a su alcance y podrán reconocer sitios confiables de los que no lo son.

También es importante estimular a los niños, niñas y adolescentes a buscar ayuda en los adultos de confianza si se encuentran en una situación que los incomode o les da miedo. Lograr que los alumnos adquieran seguridad y autoestima son claves para frenar el abuso tanto a través de las tecnologías como fuera de ellas.

Para poder estar a tono con este nuevo escenario, es importante que los centros educativos den una respuesta institucional adecuada cuando surge un conflicto donde intervienen los canales de comunicación tecnológicos, ya que no podemos seguir hablando de lo que pasa en Internet de manera disociada de lo que les pasa a los alumnos. Los límites del afuera y el adentro de la escuela se han borrando y la escuela tiene que aprender a manejarse con esto.

Pautas de convivencia acordadas con los alumnos favorecerán a que ellos conozcan qué es lo aceptado dentro de la escuela y qué no, y esperar consecuencias cuando cometen acciones que no están aceptadas en dicho código de convivencia.

Algunos tips para tener en cuenta en relación al rol de protección del docente:
  • Poder detectar o reconocer cuando un niño, niña o adolescente tiene un problema emocional o de comportamiento que puede deberse a un posible abuso (aislamiento, agresión, desamparo, etc.).
  • Propiciar el acercamiento y la relación de confianza con sus alumnos en general, y motivar a un niño a hablar cuando se presume que puede estar siendo acosado por sus compañeros.
  • Valorar su autoridad moral en relación al uso de Internet.. El docente debe enseñar cómo hacer un uso criterioso de Internet, enseñar buenas técnicas para la búsqueda de información y valorarla, educar en el uso correcto de los canales de comunicación, dar recomendaciones acerca de no difundir información personal propia y de los demás.
  • Ser promotor de la autoprotección por parte de los alumnos, considerando a la autoestima como una capacidad clave para frenar el abuso.
Scroll To Top