Home | Docentes | Riesgos de las TIC | Ciberbullying o Ciberacoso

Ciberbullying o Ciberacoso

El acoso y maltrato entre pares es un fenómeno que, lamentablemente, siempre ha estado presente de alguna manera en la vida escolar. Existe una gran dificultad, por parte de los docentes y adultos en general, para detectar las agresiones que puedan estar recibiendo un niño, niña o adolescente por parte de sus compañeros, y generalmente, la víctima sufre una gran parte de este proceso en silencio. En tal sentido, las tecnologías y, en especial Internet, han contribuido a que esta problemática se multiplique de manera sustancial, dando cabida a un fenómeno mundial muy preocupante que se conoce como ciberbullying.

El Ciberbullying consiste en conductas hostiles sostenidas de forma reiterada y deliberada por parte de un individuo o grupo, con la finalidad de producir daño a otro, mediante la utilización de las tecnologías de la información y comunicación (TIC).

En estos casos, quienes generan situaciones de violencia contra niños, niñas o adolescentes son otros niños o personas menores de edad. Aquí radica la importancia de ubicar al niño, niña o adolescente no sólo en un rol pasivo o vulnerable donde los adultos pueden violentar sus derechos, sino que ellos mismos también pueden ser sus propios agresores, abusadores o explotadores.

El maltrato entre compañeros puede aparecer de formas muy diversas. No solamente se manifiesta a través de peleas o agresiones físicas: con frecuencia se nutre de un conjunto de intimidaciones de diferente índole que dejan al agredido sin respuesta. El hostigamiento puede ser llevado a cabo mediante humillaciones, agresiones y maltrato verbal, psicológico, físico y aislamiento social. Además esta situación de acoso se caracteriza por darse de forma sistemática, repitiéndose a lo largo del tiempo y en donde el anonimato es aprovechado por los acosadores para preservar su identidad y al no tener que enfrentarse en una interacción cara a cara con el daño que le causan a la víctima.

El ciberbullying puede llevarse a cabo mediante el uso de mensajes de texto a celulares, chats y mensajería instantánea, imágenes tomadas con las cámaras de los teléfonos, correo electrónico, foros y grupos, así como páginas web dedicadas a la victimización de una persona específica. A través de este tipo de herramientas tecnológicas se difunden información (verídica o no) y burlas sobre la víctima con el objetivo de humillarla, se envían insultos y amenazas de forma insistente por celular o e-mail, se publican fotos reales o trucadas, se crean grupos de interés dirigidos a ridiculizar a una persona, se clonan identidades de chat o correo electrónico para realizar acciones que afecten a la imagen de la víctima, etc.

El ciberbullying puede llegar a afectar el desarrollo social y psicológico de la víctima generando pérdida de autoestima, ansiedad, depresión, desarrollo de fobias; así como ir en detrimento de su rendimiento escolar al perder la capacidad para concentrarse.

El video “Yo también odio a Carlitos” muestra cómo se puede generar el ciberbullying y también una forma de disolverlo.


Video “Yo también odio a Carlitos” – Grupo Carlitos – Concurso Latinoamericano de Videos “Tecnología Sí”

Volver a Riesgos de las TIC.

Scroll To Top